Carta solicitud de retracto enviada a AEMARK

Hola amigos, ¡espero que estéis bien! Yo sigo por aquí, luchando por la verdad verdadera en la ciencia 🙂

Como todos los que seguís el librito «Personalidades múltiples, (des)honestidad, ciencia y una tesis fracasada con Salvador Ruiz de Maya e Inés López López» conocéis, su base argumental está basada en la búsqueda de una explicación a los comportamientos que conducen a las conductas fraudulentas en general y al fraude científico en particular (cómo personas con gran prestigio nos sorprenden con comportamientos deshonestos).

Salvador Ruiz de Maya es el director de AEMARK RETRACTED

En concreto, en la tercera parte del libro relato cómo mi director de tesis, Salvador Ruiz de Maya, entre otros comportamientos presuntamente fraudulentos, fabricó los datos de las investigaciones que realizamos. Aunque finalmente estas investigaciones no fueron publicadas en la tesis doctoral (como sabéis, decidí no defender la tesis por este motivo), sí que fueron enviadas a diferentes congresos (AEMARK, EMAC).

Como creo que es coherente, estos días he solicitado a AEMARK el retracto de la publicación que hicimos en el XXVIII Congreso AEMARK (2016), que llevaba por título: «Efecto de que otros consumidores pueden tocar el producto sobre el comportamiento» (el libro de actas del congreso puede ser descargado aquí).

El 16 de Marzo de 2018 envié solicitando el retracto un email a Mercedes Martos Partal, secretaría de la asociación, con copia a parte del resto de la junta directiva: Josep Rialp Criado, Natalia Rubio Benito, Raquel Gurrea Sarasa, Ángel Herrero Crespo, Juan Antonio Mondéjar Jiménez, José Luis Placer Galán, Carlos Flavián Blanco, Fco. Javier Rondán Cataluña, Carla Ruiz Mafé y Mónica Cortiñas Ugalde.

Aquí os pego el contenido del email —del que aún no he recibido respuesta:


Estimada Mercedes,

contacto contigo por un tema referente a AEMARK (pongo en copia al resto de directiva por si no fueses tú la persona indicada).
Mi inquietud es respecto al retracto de las publicaciones realizadas en los congresos AEMARK. Deseo realizar el retracto completo de la publicación que realicé, junto a mis directores de tesis Salvador Ruiz de Maya e Inés López López, para el XXVIII Congreso AEMARK (2016), que lleva por título: «Efecto de que otros consumidores pueden tocar el producto sobre el comportamiento».
El motivo del retracto es que los datos reportados en esta publicación eran «falsos». Meses después de su publicación pude verificar que habían sido «fabricados/cocinados/manipulados» por mi director de tesis, Salvador Ruiz de Maya, y de esta cocina no reportamos nada en este trabajo en curso —como tampoco lo hicimos en el trabajo que enviamos a EMAC ese mismo año, ni tampoco en mi propia tesis doctoral (que finalmente tras tenerla ya en tercera vuelta de revisión decidí no defender por esta causa).
Soy consciente de que es un tema delicado (este del fraude científico), sobre todo porque Salvador es el presidente de la asociación a la que representáis, y a todos nos consta que es un excelente profesional y gran persona, pero también las grandes personas (como cuento en el librito que he publicado al respecto) pueden tener un lado oscuro (ver especialmente la página 28 y 29 del librito, donde explico uno de los trucos que nos contó Salvador para ganar tiempo en los envíos a congresos).
Puede resultar increíble, sí, pero como estudiosos de la ciencia que somos sabemos que las cosas por excepcionales no dejan de ser imposibles (como no lo son los cisnes negros).
Por desgracia la lista de prestigiosos y admirados científicos que traicionan la confianza de la comunidad académica es larga (en la tercera parte del librito cito algunos casos, nacionales y extranjeros), afectando incluso a premios Nobel. Quizá todos conozcamos el más sonado y reciente a escala nacional, el de la ex del CNIO Susana González (aquí), que obviamente ha perdido los 1,8M€ de fondos que consiguió de la UE, aunque como digo, desgraciadamente todos los meses surgen nuevos casos (no hay más que seguir a los chicos de RetractionWatch para estar al día de este cáncer que afecta a la ciencia).
Todos los detalles que envuelven esta indeseada circunstancia los publiqué en diciembre en el librito que distribuyo por Amazon (edición papel tapa blanda). Podéis echar un ojo al mismo aquí en edición papel (está a la venta a PRECIO DE COSTE, no quiero hacer negocio con esto) y aquí podéis descargar la edición completa en pdf —la edición que está siendo distribuida ahora es la corregida y ampliada respecto a la primera.
También he publicado un par de ejemplos prácticos (vídeo) donde muestro, R en mano, cómo los datos fueron fabricados en dos de los experimentos publicados (hay un tercer experimento donde la fabricación de datos fue supina, pero el domingo que lo gravé tenía que amasar pan y no tuve tiempo de más, aunque de él sí doy detalles en el libro): vídeo parte 1 aquí y vídeo parte 2 aquí.
Supongo que mis críticas a estos métodos y otros que consideraba metodológicamente poco acertados, pudieron estar en la raíz de la guerra psicológica a la que fui sometido en mis dos últimos años de investigación (creo que en muchos casos sobrepasó lo que hoy conocemos como mobbing laboral) y que me llevó a replantearme seriamente si tenía sentido seguir viviendo (sí, pensé en el suicidio, soy un blando, lo admito sin sonrojo, ya sabéis que cuando uno «está en la tesis» la visión lateral se reduce abruptamente).
Así la cosa, y por ser resolutivos, ¿podrías Mercedes o alguien, por favor, indicarme cómo proceder para realizar el retracto de la publicación de referencia? Creo que una opción sencilla sería incluir en la memoria del próximo congreso un apartado de retractos, donde hiciésemos mención a esta circunstancia.

Agradezco de antemano tu información,
buen día y saludos desde la soleada Murcia,


Angel Abril-Ruiz
twitter/skype: aabrilru
email: aabrilru@gmail.com
 http://angel.abrilruiz.es


Creo que es coherente y lícito solicitar el retracto de una publicación que finalmente resultó ser falsa (fundamentada en datos fabricados). Os mantendré informados sobre la respuesta que obtengo al respecto.

Feliz vida y gracias por pasarte por aquí,
Angel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *