Comentarios y mensajes públicos

En esta página puedes hacer públicos (compartir con toda la comunidad) tu opinión respecto al libro. ¡Será enriquecedor conocerla!
Si lo que quieres es enviarme un mensaje privado, puedes contactar conmigo desde aquí o a través de Twitter o Facebook.

Aquí abajo quedan los comentarios

5 opiniones en “Comentarios y mensajes públicos”

  1. Hola Ángel. Me enteré del libro a principios de diciembre y, básicamente porque te conozco (y el precio), lo compré sin dudarlo. Lo cierto es que ya llevaba tres libros en danza y un cuarto se hacía un poco cuesta arriba. Pero fue empezar a leer y aparcar el resto. Hoy puedo decir que lo acabé y me ha encantado. Conozco ligeramente a mi tocayo Salvador (no a Inés) y me parece bochornoso todo lo que cuentas. No pongo en duda tu palabra pero es difícil de creer. Si es así, yo tampoco creo en esa ciencia. Admiro tu valentía al no querer formar parte de esa pantomima. Dudo que hubiera hecho lo mismo después de tanto trabajo y sacrificio. Eres un crack por compartir tus experiencias más personales y por sacar a relucir posibles prácticas fraudulentas. Un enorme saludo.
    PD: Ahora voy a completar mis conocimientos con las notas al pie del libro 🙂

    1. Muchísimas gracias por tus palabras Salva. Ya ves cómo ha terminado la aventura que comenzamos juntos aquel año…
      Lo cierto es que en el master que hicimos ya tuvimos pistas para intuir lo que se cocía en este «convento». Como cuento en el libro, me ha entristecido muchísimo demostrar aquella intuición. Y lo más sorprendente es que de todas las entrevistas que estoy teniendo con académicos/investigadores en las últimas semanas, este cáncer parece estar mucho más extendido de lo que podríamos pensar. El sentir general de los investigadores es que «la manipulación de datos sin ser reportada la hace casi todo el mundo»; también el sentir general es que en los últimos años se está construyendo una «ciencia de fachada» o una «ciencia con pies de barro». Para mi, que no tengo ni tenía intención ninguna en hacer carrera académica y que investigo por placer, ha sido una tremenda desilusión descubrir el teatro que se esconde tras esta «ciencia» (vamos, ciencia de tercera división regional…).

      Muchas gracias de nuevo Salva. ¡Espero que te vaya todo fantásticamente!
      Angel.

  2. Hola Ángel, me leí el libro de un tirón. Engancha. Muy valiente tu postura, no muchos hubieran hecho lo que tú, se suele pasar por el aro, tras 4 años de trabajo en una tesis pocas personas dicen no a su defensa, aún con las malas prácticas que detallas.

    1. ¡Muchas gracias por interesarte Paqui! Conocer a los grandes profesionales de tu equipo fue lo mejor que me llevé en estos cuatro años de investigación 🙂
      Lo triste realmente no es mi caso personal —el fraude promovido por mi director, Salvador Ruiz de Maya, y por el
      que he tirado cuatro años a la basura—, sino que al parecer he destapado la caja de los truenos, y la falsificación de los datos es mucho más común de lo que imaginamos (es algo que mucha gente reconoce aunque pocos lo denuncien).
      Como comento en el libro, es una pena que las prácticas deshonestas no sean denunciadas, ni en esta industria académica ni en tantas otras, y eso provoca una asimetría injusta entre los que hacen trampas y los que no —los que hacen trampas se ven beneficiados en perjuicio de las personas éticas y legales.
      Una forma de acabar con esto es la denuncia permanente. Si los tramposos no son denunciados, sus genes se irán transmitiendo de generación en generación haciéndose dominantes… tendremos un mundo lleno de tramposos: ahí vamos de cabeza 🙁

      ¡¡Gracias de nuevo Paqui!!,
      Angel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *